Cómo aumentar el vocabulario en niños

Es esencial dar la posibilidad de que el niño adquiera un lenguaje rico y variado, lo que facilitará que se comunique de una forma más abierta, mejor y consolidada en cualquier contexto.

El vocabulario es un área del lenguaje relacionada con el conocimiento y el uso de las palabras. Este vocabulario básico se agrupa por campos semánticos: los animales, las plantas, las frutas, los medios de transporte, la ropa, la familia, el colegio, la ciudad, el hogar, las profesiones, el cuerpo humano, los instrumentos musicales…

El vocabulario no se trabaja por listados de palabras es mejor jugar con el niño, a continuación se exponen algunas formas de aprender vocabulario:

  • Barajas de vocabulario: son cartas con imágenes de diferentes campos semánticos, la ropa, los animales, las fruta. Los niños juegan con las cartas, las manipulan, nombran las imágenes y de esta forma aprenden nuevo vocabulario.
  • Ver cuentos con dibujos, revistas, diccionarios de imágenes: es bueno ver cuentos con los niños e ir nombrando todo lo que vamos viendo, los animalitos, los medios de transporte etc.
  • Seleccionar un dibujo entre varios: se presenta al niño un cuento o una lámina con varios dibujos, los papás nombrarán un solo dibujo y el niño ha de señalar el que corresponde. Ej.; ¿Dónde está el lápiz?, ¿Dónde está el elefante?
  • Adivinar una palabra: los papás han de describir un objeto, persona o animal, irán facilitando las pistas poco a poco hasta que el niño adivine la palabra.
  • Cronometrar palabras: el niño ha de nombrar todas las palabras pertenecientes a un campo semántico durante 45 segundos. Pueden ser animales, frutas, ropa, medios de transporte… etc.
  • Categorizar dibujos: el niño ha de clasificar los dibujos que se le presenten por grupos semánticos; (animales, flores, ropa), o por encontrarse en un mismo lugar; (en la cocina, en el colegio), o por estar hecho con el mismo material; (cristal, madera, plástico).
  • Definir palabras: siguiendo siempre el mismo orden; a qué categoría pertenece, cómo se llama, cuáles son sus partes y para qué sirve.
  • Decir lo contrario: “El elefante es grande. La hormiga es…”
  • Analogías: “El avión va por el aire. El coche va por…”
  • Parecidos: “La manzana y la pera son…” El perro y el gato tienen…”
  • La granja: con juguetes se aprende mejor, una granja de juguete es fantástica para que nos niños entiendan que todo tiene un nombre. Se le puede ir nombrando poco a poco mediante el juego el nombre de los animalitos.

En la época infantil, el ser humano se encuentra en constante desarrollo en todas las facetas de su vida. El lenguaje en esta época también sufre cambios y, por lo general, aumenta y progresa, adquiriendo hábitos y formas que moldearán la personalidad del niño y les permitirá comunicarse con los diferentes interlocutores.

Es esencial dar la posibilidad de que el niño adquiera un lenguaje rico y variado, lo que facilitará que se comunique de una forma más abierta, mejor y consolidada en cualquier contexto.

Referencia: educacion.com

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta
Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725

 

¿Cómo mantener viva tu relación?

Es muy usual que las parejas, especialmente cuando tienen hijos, tiendan a centrarse en responder a los deberes, compromisos y responsabilidades, caigan en la rutina y se olviden del disfrute.

Muchos añoran la diversión y el disfrute de la etapa de enamoramiento. El deseo de permanecer juntos, el estar dispuestos a mostrar lo mejor de sí mismos, a sentirse optimistas y a tener una actitud positiva frente a las diferentes aspectos de la relación hace que la energía de la alegría en el día a día nos mantenga estimulados.

Es posible mantener una sensación de satisfacción y una atmósfera de bienestar que está muy relacionada con el placer, si se trabaja para lograrlo.

Hacerle frente a las y dificultades
Es cierto que hacerles frente a las dificultades y los conflictos que ocurren en la dinámica de la convivencia es parte fundamental de vivir en pareja, pero también contrarrestar la tendencia a girar alrededor de los aprietos económicos, los hijos, los conflictos laborales o las enfermedades, y a que estos permeen muchas áreas de la relación. Distraerse de las preocupaciones, bajarle la intensidad a los problemas y declarar “zonas libres de conflicto” para desligar las tensiones de los buenos momentos, son acciones efectivas.

No confundir la estabilidad con la rutina
Es muy usual que las parejas, especialmente cuando tienen hijos, tiendan a centrarse en responder a los deberes, compromisos y responsabilidades, caigan en la rutina y se olviden del disfrute. Aunque estos son aspectos claves para consolidar un proyecto afectivo, también es cierto que la costumbre lleva a sus miembros a un estado de inercia, donde se pierde la capacidad de sorprenderse. Esta condición resulta muy riesgosa porque disminuye esa fuerza que activa la relación y fácilmente puede convertirse en una poderosa razón de separación.

Destinarse tiempo mutuamente
Con frecuencia, las parejas se quejan de no compartir muchas cosas juntos, pero lo que suele suceder es que literalmente no disponen del tiempo para hacerlo. Es una realidad que entre el trabajo y las ocupaciones cotidianas, tomar un buen rato al día o algunas veces a la semana es un verdadero reto y que, aunque se tiene el deseo y la intención genuina de destinar un espacio para pasarla bien juntos, las parejas terminan aplazándolo para otro momento. Mantener una sexualidad placentera, una comunicación activa o una sensación percibida de afecto requiere tiempo efectivo.

Reciclar las buenas experiencias
Todas las parejas han tenido experiencias buenas en el pasado (salir a bailar, ir a un lugar determinado). Aunque muchas veces no es posible revivirlas de manera idéntica, si son un referente para reinventar las experiencias agradables ajustándolas al momento presente.

Generar cercanía física: consentirse
Muchas actitudes aumentan la conexión emocional positiva. Las caricias, caminar cerca del otro, mirar a los ojos, abrazarse, etc. Estas pequeñas acciones generan un contexto para el contacto físico, las sensaciones agradables y la sexualidad, fuentes naturales de goce y placer.

Manejar el estrés y la presión
Muchos eventos de la vida diaria, pero también los que tienen que ver con cambios vitales, exigen una gran energía y pueden llevar a que se vulnere seriamente la alegría de compartir. Un alto nivel de estrés afecta todas las áreas de la vida en pareja y está estrechamente vinculado con la disposición y motivación para compartir, hablar o estar activo sexualmente. El estrés lleva a crear imágenes negativas de nosotros mismos, de nuestro compañero o de la relación.

Dosificar las relaciones sociales
Muchas parejas viven alrededor de los amigos, siempre incluyen a otros en los planes para recrearse. Esto puede quitarle espacio a la pareja y orientar toda la energía hacia las relaciones y vivencias externas y no a la intimidad de la relación, puede ocurrir lo contrario y es la convicción de que solo pueden disfrutar si están solos. Son renuentes a compartir con otras personas y se cierran a incluir amigos en sus actividades, lo que puede enriquecer y darle una nueva dimensión a la cotidianidad de la pareja.

Referencia: Inteligenciafamiliar.com

Erika
Psicóloga
Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapéuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada dos meses
Consultas en Guadalajara cada dos meses
Consultas en Distrito Federal cada dos meses
Consultas en Texas cada dos meses
Consultas en Los Ángeles cada dos meses
Consultas en Querétaro cada dos meses
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725